La segunda temporada de Luis Miguel vuelve a Netflix y te contamos 10 datos curiosos que no conocías. (Foto: Internet).
La segunda temporada de Luis Miguel vuelve a Netflix y te contamos 10 datos curiosos que no conocías. (Foto: Internet).

Tuvieron que pasar casi tres años para que se estrenara en Netflix la segunda temporada de Luis Miguel, la serie. Se estrena hoy, 18 de abril, un día antes de que el cantante celebre sus 51 años.

Esta vez serán ocho capítulos, cinco menos que los presentados en la primera temporada. Y Netflix hará algo poco común: estrenará un episodio por semana, serán todos los domingos, para generar más expectativa. Tan solo en el inicio podrán ver dos capítulos.

El rodaje está rodeado de datos curiosos o insólitos. Aquí te dejamos diez particularidades que todo fan de Luis Miguel, la serie debería saber, como para ir palpitando el regreso.

1) Diego Boneta engordó

La segunda temporada se narrará en dos líneas de tiempo paralelas. En una se verá al Luis Miguel de los ’90, joven y lleno de dudas. En la otra, se mostrará al artista maduro, con una exitosa carrera, pero con un enorme vacío personal. Ambos papeles serán interpretados por Diego Boneta, el mismo actor de la primera temporada, que se refirió a la transformación física a la que tuvo que someterse.

“En la primera temporada tuve que bajar doce kilos y en ésta tuve que subir como diez, porque tenía que salir como él en el año 2000 y poder interpretarlo como en los años 90. Por donde lo veas, este es un proyecto que demanda mucho como artista. Ha sido una locura, es el proyecto más demandante que he hecho en mi vida”, contó el actor.

Foto: Internet
Foto: Internet

2) Luis Miguel asesoró en el guión

La primera temporada había estado basada en un libro (Luis mi rey, del español Javier León), el guión de esta segunda temporada se elaboró en base a la investigación realizada por parte del equipo de la serie y a los testimonios brindados por el propio Luis Miguel especialmente.

“Los escritores hablaron mucho con Luis Miguel para poder llegar a mucho detalle en las etapas que toca contar, y por otro lado hay momentos recreados precisamente sobre todo después de ver cómo al público le encantó eso de la primera temporada”, contó Boneta.

Foto: Internet
Foto: Internet

3) La serie salvó al astro de la bancarrota

Las finanzas personales de Luis Miguel estaban en problemas. En 2017 el cantante debió hacer frente a varias demandas judiciales, entre ellas la de su propia discográfica y de su ex manager William Brockhaus.

Además, la compañía En Vivo Enterprise lo acusaba de incumplimiento de contrato de la gira que realizaría con Alejandro Fernández (Pasion Tour). La empresa señaló que el cantante recibió “un adelanto por presentaciones que luego canceló”, según se señala en el libro Oro de Rey, de Javier León Herrera y Juan Manuel Navarro.

A partir de la serie, se dio vuelta la tortilla para el cantante. Su figura volvió a interesar: salió el mencionado libro, también el disco México por siempre y emprendió una gira maratónica, de 150 conciertos. A la par, fue resolviendo la mayoría de las demandas.

Foto: Internet
Foto: Internet

4) La pandemia demoró todo

El 7 de enero de 2020, Netflix confirmaba que se volvía a grabar y lo hizo a través de un clip donde el actor Diego Boneta cantaba en un set de grabación.

A mediados de febrero del año pasado comenzaron las grabaciones en México. Todo parecía ir de maravillas, con charlas entre Luis Miguel y Boneta incluidas, cuando llegó el COVID-19, hizo que Netflix interrumpiera las grabaciones el 17 de marzo y mandara a sus actores y a todo el equipo técnico a sus casas.

El 21 de mayo se anunció que la temporada se estrenaría en 2021. En septiembre pudo retomarse el rodaje y así es como se completaron los ocho capítulos que se verán este año.

Foto: Diario México.
Foto: Diario México.

5) Argentinos en el elenco

El actor argentino César Bordón vuelve a interpretar a Hugo López, que fue el primer manager de Luis Miguel tras la ruptura de la relación laboral con Luisito Rey, su padre. Hugo era un empresario argentino conocido en esa época por representar a artistas como Nelson Ned y Roberto Carlos.

Además, se sumaron dos argentinas más a esta segunda temporada. La argentina Macarena Achaga interpreta a Michelle Salas, la hija de Luismi, en su adolescencia. Luz Cipriota hace de la ex modelo argentina Lucía Miranda, ex mujer de Hugo López, el primer mánager de Sol de México.

6) Recreación de la música

Ante imposibilidades legales de utilizar las canciones legales de Luis Miguel por cuestiones de derechos, Kiko Cibrián, productor que trabajó con Luis Miguel en los ’90 y los 2000, fue el encargado de reproducir los temas para la banda sonora de esta nueva temporada.

“Kiko tuvo que reproducir las canciones porque no usamos maquetas ni nada, todo lo que se oye en el soundtrack fue regrabado exclusivamente para la serie. Que el mismo productor de los temas originales esté produciendo esto también, se me hace padrísimo”, opinó Boneta.

El actor tuvo que regrabar las canciones originales, impostando la voz para hacerla lo más parecida posible a la de Luis Miguel. Trabajó a las órdenes de Cibrián, compositor original de temas como Suave.

Foto: Internet.
Foto: Internet.

7) Seis horas de maquillaje

Si durante la primera temporada Diego Boneta había tenido que usar resina negra en los dientes para fingir la diastema de Luis Miguel en sus paletas superiores, ahora debió someterse a sesiones de hasta seis horas de maquillaje para interpretar la etapa de madurez del cantante.

Para eso la producción contrató a Bill Corso, ganador del Oscar a mejor maquillaje en 2005 por Lemony Snicket, una serie de eventos desafortunados. Este especialista se encargó de elaborar los prostéticos que luego fueran aplicados en el actor por especialistas mexicanos.

Foto: Internet.
Foto: Internet.

8) Romance en el set

La argentina Macarena Achaga y el mexicano Juanpa Zurita confirmaron hace poco su relación a través de las redes sociales. Si bien aún no se tienen detalles de cómo empezó el amor, todo indica que el flechazo se dio durante el rodaje de esta segunda temporada.

Zurita interpreta a Alex Basteri, hermano de Luis Miguel, mientras que como se dijo anteriormente, Achaga se unió al elenco para hacer el papel de Michelle Salas, hija del cantante.

9) Rodaje entre hisopados

Como corresponde a estos tiempos pandémicos, las grabaciones se hicieron haciéndoles constantes pruebas de coronavirus a todos los involucrados. Los actores y técnicos tuvieron que someterse a dos o tres PCR cada semana.

Además, fuera del set tuvieron que mantener distancia, usaron un doble barbijo y máscaras de plástico para cubrirse completamente la cara. Las escenas románticas requirieron la realización obligatoria de un hisopado previo.

Foto: Internet.
Foto: Internet.

10) Un personaje ficticio

El que promete ser uno de los personajes más interesantes de esta segunda temporada no existió en la realidad. Se trata de Patricio Robles (interpretado por Pablo Cruz Guerrero), que tensará el ambiente al integrarse al equipo de la agencia que lleva adelante la carrera de Luis Miguel.

Este ejecutivo discográfico utilizará métodos polémicos con el fin de llevar a Luis Miguel a lo más alto. Sus artimañas chocarán con la ética de Hugo López (César Bordón), el histórico manager de Luis Miguel, que en esta temporada seguirá al lado del cantante pese a estar luchando contra un cáncer.