Erick Delgado explicó la razón por qué no jugó en el extranjero

El arquero santo se confesó con EL BOCÓN en exclusiva luego de estar alejado casi siete meses alejado del fútbol

Erick Delgado explicó la razón por qué no jugó en el extranjero

Erick Delgado ha llegado al arco de la Universidad San Martín. Quienes lo conocen rescatan su profesionalismo y su manera frontal para decir las cosas. Quienes lo hemos visto jugar sabemos de las cualidades que tiene para, en estos últimos meses del año, romperla en el elenco ‘santo’ y -por qué no- pelear cosas importantes.

Entrevista: Jean Pierre Maraví

EL BOCÓN conversó en exclusiva sobre su presente en San Martín, su pasado en Cristal y otros temas más que no sabías de Erick Delgado.

¿Cómo te has sentido en estos días de trabajo con la san martín?

El trabajo ha sido duro, ya que no es lo mismo que entrenar por tu cuenta. Me costó un poco los primeros días. Sin embargo, aún faltan semanas para que yo pueda jugar y pueda tratar estar lo más apto posible para el debut; pues conforme avancen los partidos me sentiré mejor.

¿Cómo tomas el rol de líder en este grupo joven?

Es un reto muy bonito, ya que nunca he estado en un grupo con jugadores jóvenes. San Martín es un equipo que juega bien y que ha sido protagonista en cierta parte del campeonato. Vengo a sumarle experiencia, que es lo que trataré de aportar yo, y buscar competir en los partidos que juegue. Con el tiempo, aprendí que los grandes estamos para sumar y, desde mi posición, que los chicos tengan confianza.

Alejandro Duarte, en una entrevista, me comentó que lo ayudaste cuando él estaba en Juan Aurich y Municipal.

Yo creo que Alejandro es un chico que, aparte de tener condiciones para el arco, es muy inteligente. Le gustaba escuchar experiencias. Es un chico noble y tiene unas ganas de sobresalir que le permiten hoy en día estar en un equipo mejor. Nunca dudé que iba a tener esa consolidación que hoy tiene.

¿Por qué nunca jugaste en el extranjero?

Primero porque para salir debes estar en la selección y yo estuve alejado mucho tiempo de la bicolor. Estar en la selección te ayuda a que salgas. Segundo, la prensa te ayuda o te baja. Nuestra relación ha sido amor y odio. Yo creo que siempre he tenido que demostrar mis condiciones en la cancha.

¿Cuál es tu balance de estos últimos años?

Yo he tratado de tener una carrera con una continuidad que me permitió a lo largo de los años tener la mayor cantidad de partidos posibles y sumarle experiencia de muchas cosas que me han pasado en el fútbol para transmitirle a mis compañeros y ayudarlos.

En esta para que tuviste, ¿pasó por tu cabeza pensar en el retiro?

Nunca pensé en retirarme. Siempre tuve claro que iba atajar este año o el próximo. Más que retirarme, me preocupaba en mantenerme. Quería que se me vaya la flojera, ya sea por el clima, y traté siempre de entrenar. A mí me gusta hacer deporte y estos seis meses fueron así.

Tu salida de Municipal extrañó a muchos. ¿Qué pasó?

El tema de Muni fue un tema peculiar. El presidente Óscar Vega y el profesor Víctor Rivera me dijeron que no me tenían en sus planes. No sé si es por rendimiento o presupuesto. Dudo que sea por lo primero, pero eso fue lo que me hicieron saber y yo agradecí por el tiempo que defendí esa camiseta. Esto es un trabajo y ellos estaban en todo su derecho, no sé con qué base o argumento; pero yo nunca pido explicaciones a nadie. Contento por lo que viví en esos tres años. Mi estadía en Municipal fue muy buena.

El hincha celeste te aclama.

El tema de Cristal es medio complicado para mí porque no es como la mayoría de jugadores que salen de ahí y siempre tienen las puertas abiertas. Yo creo que nunca tuve problemas con la institución y me parece extraño. No sé por qué lado impide mi regreso al equipo de una manera más saludable. Yo soy consciente de que el hincha me quiere mucho y la verdad que el sentimiento es recíproco.

Lo bueno que la San Martín es un club serio.

Sí, nunca escuché que haya problemas de pago. Tenemos una buena cancha para entrenar, eso es importante, y buenas instalaciones. Llego a una buena institución y solo me tengo que dedicar a jugar.

¿Qué te dijo Carlos Bustos?

Ya había conversado una vez con él. Me parece que es un técnico que siempre aconseja a los chicos. Tiene mucha paciencia y eso es bueno.

¿Cómo viste a Perú en el Mundial?

La selección estuvo muy bien y llegó al Mundial que era lo que necesitábamos para que cambien muchas cosas. Yo no sé si Gareca se quede, pero el técnico que llegue agarrará un equipo más experimentado.

¿Qué entrenador te marcó más en tu carrera?

Todos te dejan algo, pero Paulo Autuori estuvo un peldaño arriba. Era un tipo que con su presencia te daba algo diferente. Le ha ido muy bien en su carrera luego de dejar el Perú. Yo creo que el peruano se equivoca muchas veces y me apenó en su momento cómo lo trataron.

¿Qué concepto tienes de Ricardo Gareca?

Yo creo que fue fiel a su pensamiento y en su momento decidió no llamar a algunos jugadores. Convocó a chicos para iniciar un proceso. Tuvimos la suerte de que el TAS nos dio los tres puntos y, además, se dieron los resultados para ir al Mundial.

Si no hubieses sido futbolista, ¿a qué te hubieses dedicado?

Hubiera sido bombero o algo relacionado al deporte. No me nacía estar detrás de un escritorio.

Cuando dejes de jugar, ¿has pensado en estudiar algo?

No sé si para técnico de mayores o menores, pero mucha gente de mi entorno dice que por mi carácter debo dirigir a jugadores profesionales. Me tengo que capacitar bien, porque no quiero ser uno más. Hoy paso por las aulas de la San Martín y me da curiosidad de saber cómo es una clase. Espero en un futuro animarme también a estudiar.///

Lo más visto
Más en sección