Lionel Messi: Argentina y el fin de una camada trágica

¿La tercera es la vencida? Pues para la selección argentina no lo fue y tras la renuncia de jugadores claves, analizamos si en realidad terminó la selección para ellos.

Lionel Messi: Argentina y el fin de una camada trágica

Lágrimas, dolor, ira interna, mala racha, presión y malas decisiones tomadas en el momento, sin pensar, lo vivió Lionel Messi. Nunca habíamos visto al mejor del mundo llorar desconsoladamente tras perder un título, pero esta vez no era cualquier final, era la revancha, el tercer título que perdían, era cortar con la mala racha, era jugar contra la selección chilena, ya no en su país ni con su gente, en un país donde hubieron más argentinos que chilenos y estadounidenses que agarraron la nacionalidad argentina por tres horas solo para alentar al mejor, a ese pequeño jugador que es el más grande del mundo en el fútbol, al que iba a llevar y sacar a la selección argentina de una mala racha que venía arrastrando desde hace algunos años.

Sin embargo, no pensaron encontrarse a una selección chilena que creció dentro de la cancha, que nunca se dejó, que presionó a pesar de jugar con 9 en la cancha al igual que la selección argentina, la diferencia es que Chile jugó en colectividad, en lugar de ir de más a menos fue lo contrario, Argentina disminuyó su trabajo en el campo y Messi se convertía en el todo de la selección argentina cuando a la vez era el jugador más golpeado y marcado.

Terminaron los 90 minutos sin hacerse nada, con dos llegadas al arco de la selección argentina y una de la selección chilena. Pasaron los minutos suplementarios cansados y sin ninguna novedad y con ello pasar a la tanda de penales. Se repetía la misma historia que la del año pasado, la única diferencia era el lugar. Quizás la selección argentina tenía todas las de ganar pero la historia fue otra. El inicio de Chile en penales lo dio Arturo Vidal y en Argentina, Lionel Messi. Ambos fallaron, pero el que más dolió y llenó de bronca fue el de Messi. Ya para qué seguir viendo si para todos los hinchas la culpa era de Messi. Así Chile se convirtió en campeón por segunda vez de la Copa América Centenario.

Argentina perdía otra vez un título internacional. Las lágrimas de Lionel Messi conmovían al mundo que seguía echándole la culpa. Sin embargo nadie pensó que se venía lo peor para la selección argentina, al tipo que sentía toda la presión en su pequeño cuerpo no le quedó de otra que decir: "La selección argentina ya no es para mi". Con él a la vez también, Mascherano, Aguero, Di María e Higuaín, lo acompañarían en esa decisión calenturada.

¿Será el final de la camada Messi?

Lo cierto es que toda la culpa en estos momentos se las está adjudicando Lionel Messi. Pero ¿Qué hay de los otros?

Gonzalo Higuaín lleva perdiendo tres goles en tres finales, eso es un tema psicológico. Durante toda la fase de grupos, cuartos de final y semifinales, el 'pipita' ha venido haciendo un buen trabajo en lo que a fútbol se refiere. El tema de Javier Mascherano va por el lado de sentir también la presión de la gente. En el mundial de Brasil 2014, Messi no hizo un gran trabajo con la selección argentina y fue Javier Mascherano, el capitán, quién llevó a la selección "albiceleste" a una final, lamentablemente no fue suficiente el trabajo que Alemania demostró ser más equipo que la selección argentina. Ángel Di María y Sergio Aguero se meten al saco porque se sienten responsables también de la desgracia de Argentina. Ambos jugadores tienen un buen fútbol, sin embargo con la selección se apagan y no se muestran. Dependen de Lionel Messi y él no es todo el equipo.

La AFA, junto con la selección argentina, no pasan por un buen momento. Quizás Messi sí necesite un tiempo para descansar y ver la posibilidad de seguir el objetivo de la selección argentina. No fue el problema de fallar un penal, el factor fue toda la presión y el peso que recae solo en un jugador.

Lo más visto
Más en sección