César Bauer tiene alma de campeón / Foto: Grupo Epensa

César Bauer tiene alma de campeón

César Bauer se alista para alcanzar un nuevo título en el campeonato mundial de bodyboard

La brisa marina de la playa Punta Hermosa albergó a un pequeño soñador que disfrutaba de dibujar, pintar y leer.  César Bauer tenía apenas 12 años cuando experimentó su primera experiencia dominando las olas de la costa. Sintió, en ese instante, que nada lo detendría hasta llegar a ser el mejor del mundo.

- Escribe: Andrea Ayanz

Pasaron 16 años y aquel pequeño logró coronarse campeón mundial de Bodyboard en la categoría Dropknee en el año 2010. El laureado deportista César Bauer tuvo una charla con EL BOCÓN y habló de su pasión por el bodyboard.

¿Cuándo decidiste hacer del bodyboard tu profesión?

A los 23 años estaba estudiando Ingeniería Industrial, pero recibí el apoyo de las empresas privadas y decidí parar los estudios por un tiempo. Entonces viajé para competir y quedé entre los 33 mejores del mundo en la categoría Prone en 2005. Cuando vi que no podía más por temas económicos, decidí terminar los estudios y empecé a trabajar en una metalmecánica. Cuando llegaron las vacaciones, me fui al Circuito Mundial en Hawái, en esa ocasión me puse dentro de los primeros tres del mundo en la categoría Dropknee. Toqué muchas puertas para recaudar fondos para participar en el Campeonato Mundial y lograr el primer lugar. En 2011 renuncié a mi trabajo y ahora me dedico de lleno al deporte.

¿Qué pensaste cuando campeonaste?

Era complicado creérsela, sobre todo porque era la primera vez que concursaba en el Circuito Mundial. Cuando volví asimilé mejor las cosas y ahora tengo más ganas de conseguir títulos.

¿Participarás en el Circuito Nacional?

Faltan cuatro fechas más, así que, posiblemente, las haga. El año pasado me pusieron como requisito concursar en el Circuito Nacional para participar en el mundial ISSA. Prepárense que regreso.

¿Dónde estarías ahora si no fueras deportista?

Seguro en una oficina en el corazón de Lima. No cambiaría esto por nada, el aire puro, el mar y la tranquilidad que me da vivir aquí alrededor del mar.

Comentarios