El estratega considera que el equipo está jugando con exceso de confianza.

Real Madrid: Zidane ajustó a sus jugadores tras empate con Levante

El estratega considera que el equipo está jugando con exceso de confianza.

La última actuación del Real Madrid (empate 1-1 frente al Levante) generó mucha incomodidad en el técnico, Zinedine Zidane, quien ha detectado el problema y así se lo ha hecho saber a sus jugadores. Curiosamente desde el club aventuraban un inicio así ante la lluvia de elogios y premios que jugadores y entrenador del Madrid recibían desde la exhibición de Cardiff. "No hay que exagerar y hay que tener los pies en el suelo", acertaban a decir cuando en Mónaco eran coronados Ronaldo, Ramos y Modric como los mejores de la temporada.

En la interna son conscientes que esto sirve, pero obligaba a encender las alarmas porque el halago debilita. Lo hablaron el presidente y Zinedine Zidane al tiempo que está dando la razón a todos aquellos que ponían el punto de atención en este arranque liguero tras los éxitos de la Champions y las dos Supercopas. El técnico del Real Madrid cree que estos tres partidos de Liga, especialmente en el último ante el Levante, se han repetido los errores de la pasada temporada y que llevaron al equipo a empatar cuatro partidos seguidos. "Estamos jugando con exceso de confianza. No entramos bien en los partidos", ha señalado el técnico al grupo, enfadado por un signo de debilidad de su equipo y que se ha saldado con la pérdida de 4 puntos de 9.

El gol recibido ante el Levante no ha gustado nada al llegar de un saque de banda y después de que Ivi (jugador del Levante) diera dos toques el balón dentro del área pequeña sin molestia alguna por parte de jugadores del Real Madrid.

En este escenario, el estratega francés no va a variar su modo de ver el juego y seguirá adelante con las rotaciones y cambios durante toda la temporada. Es la táctica que llevó al éxito del Real Madrid y nada va a hacer que varíe ello. Eso sí, sabe que necesita motivar a sus jugadores y así se lo ha dicho. Zidane cree que no se pueden permitir regalar ventaja alguna a los rivales y menos aún a un Barcelona que será el equipo que peleará por el título de Liga. Piensan que en ocasiones todo obedece a bajones anímicos y de sentirse o no presionados y con necesidad de apretar en cada partido.

LEE ADEMÁS

Comentarios