Ajax destrozó 4-1 a Lyon en la Europa League

Ajax destrozó 4-1 a Lyon en la Europa League

Ajax tiene un pie y medio en la final de la Europa League.

El Ajax dio un paso casi definitivo para jugar la final de la Europa League al ganar 4-1 este miércoles al Lyon en la ida de las semifinales de la segunda competición continental.

La otra semifinal comienza el jueves con el duelo Celta-Mánchester United en Vigo.

En Ámsterdam, el burkinés Bertrand Traoré (25 y 71), de 21 años, el danés Kasper Dolberg (34), de 19, y el alemán Amin Younes (49), de 23, firmaron la holgada victoria. Por el Lyon mantuvo la esperanza con su tanto Mathieu Valbuena (66).

Fiel a su idiosincrasia, el Ajax, formado en gran parte por chicos talentosos sin complejos, se volcó al ataque y la receta funcionó. La final del 24 de mayo en Solna le queda al alcance de las manos. Ha ganado todos los partidos disputados esta temporada en casa en competición europea.

Sin sus laterales titulares Joël Veltman y Nick Viergever (suspendidos), el equipo local dispuso de muchísimas ocasiones, llegando con gran facilidad ante una defensa visitante desbordada por los muchos atacantes que aparecían en el área.

El Lyon, por su parte, defraudó, después de haber completado grandes actuaciones en Europa este curso, como la ronda precedente ante el Besiktas, que se decidió en los penales en una noche de mucha tensión en Estambul.

Sin embargo, en los primeros minutos el Lyon dejó una buena impresión, disponiendo de la primera ocasión del partido, cuando Maxwell Cornet (10) disparó a la portería defendida por Andre Onana.

Pero el Ajax tomó la iniciativa y abrió el marcador con un cabezazo de Traoré tras una falta sacada por Hakim Ziyech.

Otra vez Traoré, brillante todo el partido, participó en el segundo. Aprovechando la falta de movilidad de la defensa francesa, sirvió para que Dolberg marcara con frialdad el 2-0.

Dos de los jugadores señalados fueron Mouctar Diakhaby, ineficaz en su duelo con Traoré, y el arquero Anthony Lopes, que no estuvo al nivel que acostumbra en esta acción.

Pero se recompuso y ganó la partida a Younes justo antes del descanso. Al volver de los vestuarios el atacante alemán le devolvió al golpe al arquero internacional portugués, al que batió a contrapié.

El Ámsterdam Arena, que pronto será rebautizado Estadio Johan Cruyff -cuya foto y su famoso dorsal 14 dominan la tribuna principal-, se había convertido en una fiesta. Los 50.000 espectadores se quedaron fríos cuando Valbuena, con un disparo desde dentro del área, marcó el tanto de la esperanza.

Pero rápidamente volvieron a vibrar cuando Traoré hizo a continuación el definitivo 4-1.

Comentarios