Estos insólitos pedidos sorprendieron al mundo del fútbol

Estos insólitos pedidos sorprendieron al mundo del fútbol

Desde playas privadas hasta un helicóptero personal

Cuando eres figura mundial o una gran promesa, puedes pedir ciertos caprichos a algunos clubes para que puedan contar con tus servicios deportivos. Algunos aceptan, mientras que otros prefieren desistir a los antojos de los futbolistas. Por ejemplo, entre los pedidos de Ronaldinho hubo una casa con piscina y cuatro mayordomos. Solo son "pequeños gustos".

Diego Maradona:

El astro y alabado argentino es para muchos el mejor futbolista de la historia. En la época cuando fue director técnico en Dubai, el "Pelusa" exigió un jet privado para poder ir y venir cuando quiera para poder visitar a sus hijas que vivían en España. El deseo fue concedido al pie de la letra, pero la mala campaña en el club hizo que no le renovaran el contrato.

Ronaldinho

El brasileño será bien recibido a cualquier parte del planeta donde vaya. Su rostro es identificado hasta en lugares donde el fútbol no es popular. 'Dinho', que siempre ofrece un gran espectáculo, siempre quiere que las atenciones que le brindan a los países donde visita estén acordes a su juego: diversión. Los pedidos del '10' son: Una casa con piscina, una cancha de fútbol playa, otra de fútbol siete y cuatro mayordomos a su disposición. Cosas de estrellas.

Neymar:

Cuando el actual delantero del Barcelona empezaba a conversar con clubes de Europa, su padre, a sabiendas que los dirigentes europeos son capaces de muchas cosas por el talento, tomó la palabra. El diario francés L'Equipe, reveló algunas excentricidades del papá de Neymar cuando empezó a conversar con el PSG. Según la información que se filtró, habría pedido 25 millones de euros de sueldo, cubrir hasta el último centavo con La Hacienda y hacer una cadena de hoteles con el nombre de Neymar. El jeque Al-Khelaifi, dueño del club parisino al parecer no aceptó.

Gervinho:

El marfileño al acabar su contrato con la Roma tuvo ofertas del fútbol chino, que para el 2016 ya tenía la costumbre de pagar cantidades increíbles de dinero. Gervinho quiso sacar provecho de la situación y vaya que lo consiguió. Las exigencias: una mansión para toda su familia, una playa privada, un helicóptero y pasajes para viajar a su país cuando desee.

LEE ADEMÁS:

Comentarios