El Santos, que necesita otra victoria para garantizar la clasificación a octavos de final, sumó ocho puntos, uno más que el The Strongest boliviano.

Copa Libertadores: Santos venció 3-2 a Santa Fe por el Grupo 2

El Santos, que necesita otra victoria para garantizar la clasificación a octavos de final, sumó ocho puntos, uno más que el The Strongest boliviano.

El Santos, único brasileño invicto en la Copa Libertadores, venció este jueves por 3-2 en casa a un difícil Santa Fe colombiano, que por poco fue premiado con el empate en el estadio Pacaembú de Sao Paulo, y se mantuvo como líder del grupo 2.

El conjunto brasileño se impuso con un tempranero gol de Ricardo Oliveira y con tantos de Víctor Bueno y Lucas Verísimo, que anotó a trece minutos del final y cuando el Santa Fe, con goles de Johan Arango y Baldomero Perlaza, defendía un posible empate a domicilio.

El Santos, que ya había conseguido un 0-0 en su visita al Santa Fe en Bogotá, contó con el brillo del centrocampista Lucas Lima, que siempre mantuvo a los locales en el ataque y supo resolver ante un conjunto que luchó por el empate hasta el último minuto.

El Santos sólo necesitó de tres minutos para abrir el marcador gracias a un error de la defensa rival que permitió a Lima quedarse con el balón en el área y tocar para el goleador Ricardo Oliveira, que pocas veces falla a esa distancia.

La ventaja tempranera no impidió que el Santos siguiera presionando con un Lima que por poco aumenta pocos minutos después ante otro error de los santafereños y que se convirtió en un permanente dolor de cabeza para la defensa 'cardenal'.

Pero el Santa Fe también salió al ataque incluso con el zaguero Roa, que por poco empata en dos oportunidades.

Su reacción dio frutos al minuto 33 cuando Jonatan Gómez estrelló un balón en un poste y, al aprovechar el rebote y tras recibir un pase del argentino Stracqualursi, Johan Arango igualó.

Un minuto después Bueno volvió a colocar al Santos arriba tras recibir desde la derecha un pase de Lima que consiguió cruzar para vencer al portero Castellanos.

El conjunto colombiano supo reaccionar más rápido al segundo gol e inmediatamente salió a empatar y lo consiguió seis minutos después con un cabezazo del volante Baldomero Perlaza tras recibir un pase de Arango.

El Santos, que tan sólo había encajado un gol en sus tres primeros partidos por la Copa Libertadores, perdió el control y tuvo que recurrir a muchas faltas para intentar detener a los atacantes del club colombiano, que en los últimos minutos del primer tiempo por poco colocaron al Santa Fe en ventaja.

Para el segundo tiempo y ante la urgencia de una victoria, el técnico del Santos, Dorival Júnior, decidió sacrificar a Matheus Riberio, al que había improvisado como lateral, para darle lugar al atacante colombiano Jonathan Copete, un suplente de lujo.

Pero el conjunto andino regresó a la cancha más ordenado y con un Arango más incisivo y que generó varias jugadas de peligro. En un partido en que los dos equipos se turnaban en los ataques, Dorival Júnior quiso darle más poder ofensivo al Santos y mandó a la cancha al también atacante colombiano Vladimir Hernández.

Con sus dos colombianos en la cancha, el Santos se lanzó totalmente al ataque ante un Santa Fe al que le comenzó a gustar el empate y que sacrificó a Stracqualursi, el único atacante con el que esperaba en terreno santista a un contragolpe.

La presión de los locales fue recompensada en el 77 con un gol del zaguero Veríssimo, que recibió libre en el área un balón de David Braz tras un tiro de esquina cobrado por Lima.

Con la victoria parcial el Santos prefirió administrar el resultado frente a un Santa Fe que se volcó al ataque en los últimos minutos y estuvo muy cerca de empatar con un disparo de Arango que rozó el travesaño y otro de Jonathan Gómez.

[VIDEO]

LEE ADEMÁS:

Comentarios