El Botafogo certificó su pase a los octavos de final con el honor de haber ganado los dos partidos que disputó ante el vigente campeón.

Copa Libertadores: Atlético Nacional, último campeón, le dijo adiós al torneo

El Botafogo certificó su pase a los octavos de final con el honor de haber ganado los dos partidos que disputó ante el vigente campeón.

Cayó el campeón. El Atlético Nacional de Medellín fue eliminado este jueves de la Copa Libertadores al perder por 1-0 frente al Botafogo brasileño en la penúltima jornada del grupo 1.

A falta de un solo partido, el conjunto colombiano es colista de grupo con tres puntos, a siete del Botafogo, segundo clasificado, por lo que se queda sin opciones para pasar a la ronda de octavos de final.

En Medellín, los brasileños ganaron por 0-2 y esta noche firmaron una victoria por la mínima gracias al gol de delantero Rodrigo Pimpão.

Los brasileños, con 10 puntos, los mismos que el Barcelona, se jugarán a domicilio el liderato del grupo ante Estudiantes.

El Atlético Nacional empezó el encuentro con el susto en el cuerpo que suponía verse fuera de la primera fase de la competición que ganó el año pasado.El miedo de los de Rueda hizo que Camilo se plantara en el segundo minuto cara a cara con Armani, pero su mal control y el poste en el posterior disparo de Roger evitaron el gol.

Los colombianos intentaron despertar del letargo cargando el juego por la izquierda, por allí Farid Díaz se asomaba tímidamente e Ibargüen y Macnelly Torres buscaban a un Dayro Moreno que a veces desconecta.

Mientras el Atlético Nacional se encontraba a sí mismo, el Botafogo dio un segundo aviso en forma de gol bien anulado tras un duro disparo de Rodrigo Lindoso desde fuera del área.

Antes del descanso, el colegiado volvió a acertar al anular de manera correcta un tanto de Igor Rabello y otro de Roger, ambos por posición ilegal. No obstante, a pesar de que el Botafogo gozaba de las mejores oportunidades, su ritmo fue bastante lento.

El conjunto de Río de Janeiro, sin duda, notó las notables bajas con las que acudió a este partido, entre ellas la del delantero Sassa o el volante Aírton.

El Atlético Nacional apostó todo a su calidad individual, que salía a relucir cada vez que daban cuatro pases con criterio y que evidenció el desorden defensivo de los brasileños. Los problemas de los de Jair Ventura crecían cuando su rival salía vertical y tocaba al primer toque con Moreno cayendo a uno de los costados y Quiñones rompiendo las caderas de los zagueros.

Sin embargo, la calidad y la posesión (58 %) no vino acompañada de efectividad y el resultado al descanso no se movió. En el comienzo del segundo tiempo, los colombianos saltaron al césped con la misma torrija con la que empezaron el primer asalto.

Tanto es así, que a los cinco minutos de la reanudación, Lindoso filtró un pase de lujo entre la defensa verdolaga que Pimpao colocó en el fondo de la red. El tanto obligó al Atlético Nacional a quemar todas las naves y en esa línea el técnico Rueda metió en el campo al atacante Luis Carlos Ruiz, en detrimento del centrocampista Aldo Ramírez.

El Botafogo respondió con un cerrojazo atrás de los que hacen escuela y salidas fugaces al contragolpe. Con el reloj en contra, el equipo de Medellín fue desesperándome y empezó a hacer entradas que tal vez merecieron un castigo mayor.

En los últimos minutos, el Atlético Nacional lo intentó con un arreón final, mientras que el Botafogo acumulaba ocasiones claras al contragolpe. Finalmente, el campeón abdicó.

[VIDEO]

LEE ADEMÁS:

Comentarios