Selección peruana necesita un 2017 brillante en Lima para clasificar

Selección peruana necesita un 2017 brillante en Lima para clasificar

La selección peruana que dirige Ricardo Gareca deberá tener números casi perfectos en el 2017 si es que pretende alcanzar la clasificación a Rusia 2018 o para llegar al repechaje con el ganador de la zona de Oceanía.

La selección peruana que dirige Ricardo Gareca deberá tener números casi perfectos en el 2017 si es que pretende alcanzar la clasificación a Rusia 2018 o para llegar al repechaje con el ganador de la zona de Oceanía.

En anteriores Eliminatorias Uruguay llegó a estas instancias con 25 puntos (Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014) y aunque nada asegura que ese sea el número mágico, habría que superar esa valla para tener mejores oportunidades.

La selección peruana jugará los siguientes encuentros en el 2017:

Venezuela vs. Perú (Venezuela)
23 de marzo 2017

Perú vs. Uruguay (Lima)
28 de marzo 2017

Perú vs. Bolivia (Lima)
31 de agosto 2017

Ecuador vs. Perú (Quito)
5 de setiembre 2017

Argentina vs. Perú (Argentina)
5 de octubre 2017

Perú vs. Colombia (Lima)
10 de octubre 2017

En la actualidad la selección peruana tiene 14 puntos y necesitaría, como mínimo, 11 más para tentar una mínima posibilidad. Quiere decir que de las 18 unidades que quedan por disputarse, está en la obligación de ganar el 61% de puntos para soñar con Rusia 2018.

Para esto deberá mejorar radicalmente lo que ha hecho hasta ahora en Lima, donde solo consiguió 2 victorias, 2 derrotas y 2 empates. Solo 8 puntos de 18.

Frente a este panorama, es imperativo que Perú vaya a Venezuela en marzo a conseguir el triunfo porque solo así recuperaría un poco de terreno que perdió jugando en casa. Luego, se da por descontado que con Uruguay, Bolivia y Colombia en casa, tendrá que asegurar el resultado. Si este presupuesto se respeta alcanzaría 26 puntos y necesitará esperar algunos otros resultados, según el progreso de la tabla. 

En consecuencia, Perú no debe desmayar en su intento por alcanzar la gloria. Como siempre, el camino es cuesta arriba y no hay atajos; solo el trabajo riguroso de Ricardo Gareca nos acercará o alejará más del objetivo.

LEE ADEMÁS:

Comentarios