El Boconcito

Los niños solo necesitan muchas ganas para jugar al fútbol

La motivación es determinante para que los más jóvenes se decidan por el balompié como uno de sus deportes preferidos

Los niños solo necesitan muchas ganas para jugar al fútbol

Los técnicos especializados en menores, consideran que la práctica de fútbol es importante para los niños y por eso recomiendan algunos tips para generar en los pequeños el apego al denominado deporte rey.¿Qué debe hacer un pequeño para jugar fútbol? Lo único que necesita un niño para practicar el fútbol son las ganas y la motivación suficiente para querer crecer como persona. Lo demás, una camiseta, una pantaloneta y un balón, se consiguen en cualquier centro comercial.

La siguiente es otra de las preguntas que siempre se hacen los padres de familia: ¿Qué edad es la indicada para que un niño que guste de la disciplina del fútbol, comience a entrenar? Si se trata de un niño que sólo practicará el fútbol como una recreación, la edad indicada son los cinco años. Si el niño entra a la etapa formativa, pero además competitiva, entonces la edad adecuada es de 8 años. Es probable también que otros menores arranquen los entrenamientos con un poco más de edad.

¿Qué otro beneficio encontramos teniendo el fútbol como deporte preferido para nuestros niños? El fútbol es fundamental para el desarrollo integral de los niños pues es un gran método de adaptación social y, con la intervención de las personas indicadas desde el plano de la formación, una gran fuente de valores. Para los entrenadores profesionales lo fundamental es la integralidad, que consiste en formar buenas personas, alejadas de los vicios y las malas costumbres.

El deporte es un gran formador de personas integrales. Cuando un niño entrena en un equipo de fútbol de manera formal aprende principalmente a trabajar en equipo, formación de identidad y ocupación del tiempo libre. Los padres de familia deben entender que uno de los aspectos más importantes de la práctica del balompié pasa por generar un espíritu de solidaridad en el menor, lo cual también le servirá para su desarrollo como ser humano.

// Másinformación


Etiquetas