La Columna Del Bocón

La Columna Del Bocón

EL BOCÓN: La actualidad del fútbol peruano

Esta es firme. Mientras el primer equipo almorzaba un banquete en el Golf, el equipo de la reserva comía su arroz con pollo de menú con su rico vaso de chicha. Así estamos en la cremolada, donde están haciendo pozos en la sede playera para ver si encuentran petróleo... ¡Uy, curuju! Así arrancamos la columna más brava de la pelotita nacional. Y vamos que vamos, vaaamos con la información...

La vaina es bien rochoza, tanto que a los que les gustaba meter floro en los medios ahora están en cura de silencio. Me tacuen que uno de esos bravitos con sueldo de gerente exitoso tiene un pasado bien palta. Y es que solo se hizo cargo de una pizzería a lo grande y la terminó llevando a la quiebra. ¡Uy, curuju!

Mientras, ese floro de que el ‘Loco’ jugaría ante los rojinegros está bien yuca. Lo que pasa es que mi causa se lesiona hasta cuando bosteza muy fuerte y solo va a pastar con el equipo. Lo peor es que cuando juega, el equipo no siente la diferencia...

Otro que sigue de malas es el ‘Charapa’, quien encima que no la mete, se lesiona. Mi causa urge pasarse huevo y cuy para quitarse la saladera, porque ya se le acaba el crédito con la cremolada...

Los bravitos necesitan urgente una clase maestra con Johan Vásquez, quien sacó a la rosada del fondo y armó un proyecto serio y sostenible. Tanto así que mientras que los del Llauca viajaron en charter a Huaraz, la cremolada se comió su rico viaje en bus toda la noche. Esas cositas marcan la diferencia... Si no, pregunten qué equipo se volvió a Lima con los tres puntazos...

Y nos vamos a Matutelandia, donde todavía hay roche por el empate 3-3 ante Huancayork. Mi causa el ‘Practicante’ reniega a morir con el ‘Diablo’, pero ahorita no tiene a quién poner, así que se lo banca nomás...

El que sí estuvo feliz con su gol fue ‘Pachegol’, porque se lo dedicó a su viejito. Le salió redondo, aunque todavía sigue en falta con la blanquiazul...

El ‘Practicante’ ya compró su bolsa de velas para ponerle a su póster gigante que tiene de Leao Butrón, porque sabe que sin su ‘Buffon’, el equipo pierde la mitad de posibilidades de sacar un resultado. ¡Uy, curuju!

Ahora sí, soy fuga. Mañana vengo más bravo que nunca. Chau, chau, chauuu...

Etiquetas